El impacto de las nuevas transformaciones tecnológicas en los hogares y sectores productivos.

La revolución tecnológica será positiva con un marco regulatorio que concilie el interés de empresas, trabajadores y ciudadanos. El 20 % de empresas y hogares aún están excluidos del universo digital. En la provincia un existen poblaciones incluso cercanas a la capital sin acceso digital a internet.

 En la actualidad, la transformación tecnológica y digital está redefiniendo modelos de negocio y reorganizando industrias enteras en base a tres pilares: la inmediatez en el acceso a la información digital, la automatización de los procesos y la interconexión virtual entre todos los grupos de interés que participan del proceso productivo.

Las transformaciones digitales y tecnológicas son fundamentales y están afectando a todas las empresas y hogares, modificando en profundidad sus las posibilidades de los ciudadanos y organización de las empresas, su manera de trabajar, sus modelos económicos y de negocio, y su cultura empresarial. En este sentido, son destacables las siguientes realidades:

  • Distintos valores, catálogos formativos y practicas activas, según la conexión digital.
  • La digitalización redefine completamente las posibilidades y la función de los equipos. Las máquinas pasan de la actividad programada a –comunicándose entre ellas– adaptarse y trabajar de manera autónoma y flexible. El mercado mundial de automatización robótica, valorado en 480,4 millones de dólares en 2005, crecerá una media del 62% anual hasta 2020, cuando alcanzará los 5.324,4 millones de dólares.
  • 7,5 millones de españoles nunca han entrado en internet y cerca de 4 millones de hogares no disponen de acceso a red de alta velocidad digital.
  • La interconexión de 1.000 millones de personas a través de Internet ha dado lugar al comercio online, a las redes sociales, a nuevas posibilidades de entretenimiento, almacenamiento en la nube, ecosistemas nuevos, aplicaciones móviles. ¿Qué ocurrirá cuando consigamos interconectar 50.000 millones de máquinas entre sí? ¿Y entre éstas y los 1.000 millones de personas mencionadas? El incremento de la conectividad de lo que, hasta ahora, eran sistemas separados ha abierto una nueva dimensión en eficiencia y transparencia.
  • El consumidor digital ha redefinido las cadenas de valor de múltiples sectores, desde el entretenimiento al turismo, reinventando modelos de negocio y capturando nuevas ventajas competitivas. Dar respuesta a las necesidades del cliente digital (acceso a la información, la posibilidad de comparar y compartir a través de redes sociales, la personalización en masa, la velocidad de reacción) es el catalizador de la automatización de los procesos y la autonomía de la producción.

Esta transformación de hogares, empresas y sectores de actividad está produciendo, inevitablemente, un proceso de transformación de la sociedad que genera varias incógnitas: ¿Qué impacto ejercerá sobre los conocimientos de los ciudadanos, el empleo y las condiciones laborales de estos? ¿Qué sectores serán los más afectados? ¿Cómo se pueden afrontar estos cambios desde las diferentes instancias? Y, lo más importante: ¿Qué enfoque y qué estrategia debe adoptar la UGT para hacer frente a las consecuencias de esta revolución tecnológica?.