Pese a la diferencias de criterio entre las patronales Asociación Estatal Profesional de Empresas de Limpieza  (ASPEL) y la Asociación de Empresarios de Limpiezas de Albacete (APLA), el acuerdo de UGT y CCOO con la patronal albaceteña, supone un avance muy importante para la consecución del Convenio de Limpieza de nuestra provincia.

A lo largo de hoy, y después de 6 meses de gran parálisis patronal se ha mantenido la reunión número 12 de la mesa de negociación del convenio. Un convenio caducado desde diciembre de 2015 y que desde enero de 2016 se está negociando inmovilista y sin avances significativos hasta el día de hoy.

Uno de los principales escollos, problemas y dificultades de la negoción, está siendo la disparidad de propuestas y criterios de negociación de las dos patronales presentes en la mesa de negociación, una representando las empresas de Albacete (APLA) y otra en representación de las grandes corporaciones estatales  (ASPEL).

Tras muchas tensiones, propuestas y duras negociones, se ha llegado a un acuerdo entre UGT, CCOO y la patronal Albaceteña que supondría en el caso de ratificarse un fructífero acuerdo para las partes, estando pendiente que la asociación de empresas estatales (ASPEL), para que el convenio pudiese llegar a ver la luz.

El acuerdo  en este momento supondría firmar un texto satisfactorio para las partes, pese a que incluiría las mismas tablas salariales para el 2016 que en 2012, una subida del 1,6% para el actual 2017, 1,7% para el 2018 y un 1,8% para el 2019 último año de vigencia del convenio.

Se incluiría también en vacaciones la media de los conceptos cobrados en los últimos 6 meses, sin contar las horas extraordinarias, y se seguiría cobrando la bolsa de vacaciones al tratarse de un derecho consolidad.

Y se recuperaría un plus de tóxicos, penosos y peligrosos en aquellos puestos de trabajo,  que no se puedan eliminar y/o erradicar  aquellos aspectos tóxicos y/o peligrosos, del 20% del salario base diario.

La diferencia entre las propuestas de una patronal y otra, es que ASPEL propone eliminar la prestación actual del 75%,  en los tres primeros días en caso de incapacidad laboral por enfermedad común.

Por parte de UGT no aceptamos esta propuesta, ya que en el convenio de limpieza, ya está suficientemente castigado, el ponerse enfermo un trabajador, para que aun se retroceda más en sus derechos.

Por ello, desde FeSMC UGT pedimos a la patronal ASPEL, concesionaria de los principales contratos con la administarcion, que atienda el principio de acuerdo entre sindicatos y patronal albaceteña, poniendo así a año y medio de negoción y muchos años de congelación salarial en el sector.

Para UGT, es fundamental la próxima reunión del día 22, para conseguir un convenio más que razonable para las partes, dando estabilidad y paz social, tan falta hasta el momento.

ACTA REUNIÓN  CONVENIO Nº 12 07/06/2017