28 de junio, Día Internacional del Orgullo LGTBI

En el Día Internacional del Orgullo LGTBI, UGT reclama políticas que favorezcan la igualdad de trato en los centros de trabajo y la lucha contra la discriminación, en general, y aquella que tiene su origen en la orientación sexual o identidad de género, en particular. El sindicato, que ha publicado una guía sobre la diversidad sexual y afectiva en el entorno laboral para combatir las desigualdades y discriminaciones en el trabajo, reclama una ley integral para la igualdad de trato y de oportunidades y la no discriminación para todas las personas, con independencia de sus circunstancias personales y/o sociales, que garantice la igualdad en los ámbitos tanto público como privado.

En el Día Internacional del Orgullo LGTBI , la Unión General de Trabajadores reivindica políticas que favorezcan la igualdad de trato en los centros de trabajo y la lucha contra la discriminación, concretamente aquella que tiene su origen en la orientación sexual o identidad de género de las trabajadoras y trabajadores.

El sindicato se une al World Pride 2017, que en esta edición sitúa a Madrid en el epicentro de reivindicación de la diversidad sexual. Las personas LGTBI se siguen enfrentando a prejuicios y discriminaciones sobre su orientación sexual o identidad de género, estigmatizando, restringiendo la libertad de expresión, reunión y asociación y vulnerando el derecho al respeto de la privacidad y de la familia, incluso el derecho a la educación, al trabajo y a la salud; agravándose estas situaciones en el caso de las mujeres lesbianas, bisexuales y transexuales.

Para UGT, aún no se ha logrado normalizar la diversidad afectiva, sexual y familiar en la sociedad, existiendo una intimidación que coarta la libertad de muchas personas. Por ello, el sindicato ha elaborado la guía sindical sobre la diversidad sexual y afectiva en el entorno laboral, una publicación que refleja nuestro compromiso en la lucha contra las desigualdades que sufren las personas de este colectivo.

Esta guía de diversidad afectivo, sexual y familiar, desarrolla una estrategia para combatir las desigualdades y las discriminaciones que se producen en el ámbito laboral, por motivos de orientación sexual e identidad de género, y contribuye a conseguir un cambio en aquellas conductas y actitudes que son contrarias a la igualdad de trato.

Para ello, se incluyen unas orientaciones en el tratamiento igualitario y no discriminatorio de las trabajadoras y los trabajadores por motivo de su orientación sexual e identidad de género, tanto a la hora de negociar un convenio colectivo, a través de la formulación de cláusulas en la negociación colectiva de igualdad y no discriminación por opción sexual, como en el día a día de nuestros representantes sindicales en los centros de trato. Desde UGT velamos porque la igualdad y no discriminación sean una constante en su carrera laboral, en los procesos de selección, contratación, condiciones de trabajo, clasificación profesional, formación, promoción profesional y remuneración salarial.

Además, se incluye un protocolo de prevención y protección frente al acoso por orientación sexual o identidad de género, que se activará en caso de detección en el trabajo de posibles conductas discriminatorias, así como lgtbifobia.

Desde UGT, queremos sentar las bases para construir una sociedad igualitaria e inclusiva, que tenga su reflejo en el ámbito laboral, dando cabida a todo tipo de familias. Todas las personas tienen el derecho a elegir libremente su pertenencia a una familia y qué tipo de familia desean formar, sin que deba existir ningún tipo de discriminación con independencia de su configuración, del género de sus progenitores, condición y procedencia.

Para ello, el diálogo social se debe convertir en el motor indispensable de políticas progresistas y de igualdad, en contraposición con las políticas conservadoras del Gobierno del PP, que han eliminado los logros sociales conseguidos en los últimos tiempos y han supuesto un retroceso social en la igualdad. Se está pronunciando aún más la brecha social, el empobrecimiento, e incluso la exclusión de parte la población y el incremento de la discriminación en el empleo.

Desde el sindicato priorizamos la defensa del derecho a la igualdad de trato y oportunidades y la no discriminación y, por ello, consideramos pertinente la aprobación de una ley integral para la igualdad de trato y de oportunidades y la no discriminación, para todas las personas con independencia de sus circunstancias personales y/o sociales y que garantice la igualdad en los ámbitos tanto público como privado